6 Claves para dar agilidad a su organización o empresa

Hace tiempo oí la frase que decía: “No es el grande quien se come al chico…. es el rápido el que se come al lento“.

Actualmente es más cierto que nunca. Ahora es normal que el que avanza según los tiempos es el que se lleva el gato al agua. En este nuevo artículo vamos a ver las 6 Claves para dar agilidad y dinamismo a su empresa.

En el ambiente y marco económico actual, nada es constante ni previsible, todo cambia, lo cual plantea nuevos retos e imprevistos para aquellas empresas que utilizan modelos empresariales tradicionales. Uno de los retos principales es la necesidad de que las empresas realicen un esfuerzo en dar dinamismo y agilidad a su ritmo normal de funcionamiento para poder ir adaptándose a los cambios continuos y que no van a desaparecer. La agilidad, dinamismo y movimiento debe ser una competencia estratégica vital de la propia empresa para su desarrollo y, por qué no, de su supervivencia. Es duro, pero es así, si no damos agilidad a nuestra empresa se verá rápidamente superada.

Con esta crisis que estamos pasando se ve claramente lo que estamos diciendo. En la época de bonanza y crecimiento, casi todo valía, y haciendo pocos cambios se podían obtener grandes rendimientos. Las empresas no tenían mucho en cuenta el ser adaptables, previsoras y flexibles  Pero ahora, inmersos de lleno en la crisis (para mi no es crisis, son simplemente cambios en las condiciones de entorno a las que hay que adaptarse) se ha tenido que desempolvar la previsión, la adaptabilidad, la agilidad, la innovación y la flexibilidad.

El que no se mueve y cambia va a morir. Esto es válido para todo tipo de organizaciones y empresas, tanto públicas como privadas. Que nadie se crea que las instituciones públicas están a salvo de este estímulo al cambio, pero lo que sí es cierto es que les cuesta más por diversos motivos. Es más, si las instituciones públicas no estimulan el cambio, pueden lastrar, retrasar e incluso hipotecar el futuro de un país.

Por todo ello es imprescindible que todos los líderes de las organizaciones y empresas hagan esfuerzos por estimular el cambio; no hay otra manera de hacer frente al futuro, y debería ser una competencia estratégica crucial y vital.

Aquí van unas claves para ayudar a desarrollar esta competencia fundamental para las organizaciones del futuro, tanto públicas como privadas:

  1. Alineamiento externo: esto significa que debemos estar alineados con todos los agentes externos a la empresa, como son los clientes  a los que se ofrecen los productos o servicios y, a la comunidad con la que se interactúa. Respecto al cliente está bastante claro, para dar agilidad es importantísimo saber en todo momento las necesidades y gustos de los clientes para cambiar con ellos.
  2. Alineamiento interno: se refiere al alineamiento de los recursos humanos, técnicos y financieros con los que la empresa cuenta para hacer frente a sus operaciones diarias. Este tema también es crucial para dar enfoque y centrar a toda la organización en los objetivos y metas a alcanzar. Cuanta más alineación menos tiempo se pierde en hacer lo que realmente importa.
  3. Liderazgo adecuado: esta es una clave fundamental, por una parte hay que cambiar el tipo de liderazgo de los gerentes, directores y dueños de las empresas para dar el impulso a estimular al cambio y, por otra parte, hay que fomentar el liderazgo del personal en cada uno de sus puestos de trabajo.
  4. Desarrollo del talento y del potencial humano: hoy más que nunca se necesita todo el potencial humano que existe en la empresa para conseguir el éxito; por ese motivo es necesario emplear y desarrollar el todo el talento y potencial humano disponible. Esta es la fuerza crucial para dar agilidad y dinamismo a la organización. Es necesario involucrar al personal en el futuro de la organización para poder mejorar rendimientos y productividad.
  5. Mejorar procesos operativos: si los cambios son constantes, no hay más remedio que constantemente mejorar los procesos operativos, no hay escapatoria. Si una empresa no los mejora, otras lo harán y se posicionarán mejor. También las instituciones públicas entran dentro de este punto clave. Tenemos en la sanidad pública española un gran ejemplo: el problema actual en esta institución no se resuelve creando y construyendo más hospitales, lo cual acrecienta la necesidad de recursos de todo tipo, sino revisando los procesos operativos de funcionamiento con todas las partes implicadas para mejorarlos y si hace falta cambiarlos.Como analogía podemos poner el caso de una empresa industrial donde tienen problemas internos de calidad, procesos, etc, y para no fallar en el suministro a los clientes, se decide aumentar los inventarios, lo cual conlleva a un aumento de recursos necesarios para ello, cuando lo que hay que hacer es solucionar los problemas internos.
  6. Estimular el cambio: todo lo que hemos dicho está muy bien, pero no se conseguirá nada si dentro de la empresa no hay un estímulo al cambio. Entonces todo debe girar entorno a este punto clave. Los alineamientos, el liderazgo, el desarrollo del talento y potencial humano y la mejora de procesos deben estar orientados y enfocados a la estimulación del cambio.

Para ponerte en marcha, en nuestra web tienes algunas herramientas que te pueden ayudar a dar agilidad, movimiento, dinamismo y flexibilidad a tu empresa. Entra aquí por si alguna fuera de tu interés.

Si te ha gustado el artículo, estaré muy agradecido si haces algún comentario y me ayudas a difundirlo y compartirlo. Gracias

Deja un comentario

Share This