Proceso de cambio y aprendizaje autodirigido en el camino del Liderazgo

El desarrollo del Liderazgo pasa irremediablemente por un aprendizaje autodirigido, que es el desarrollo, potenciación o mantenimiento intencional de alguna característica de lo que somos y/o de lo que queremos ser. Para ello es fundamental tener una idea muy clara tanto del yo ideal, lo que queremos llegar a ser, como del yo real, lo que somos ahora. Este aprendizaje autodirigido será más efectivo cuanto más se comprenda el proceso propio del cambio que es necesario para poder realizar la transformación y, de sus pasos.

Richard Boyatzis desarrolló un modelo de aprendizaje de 5 pasos muy adecuado parea poder utilizarlo en el camino del Liderazgo personal y profesional. Este modelo de aprendizaje es un ciclo repetitivo que puede emplearse a lo largo de toda la vida para ir adaptándose a los distintos cambios que una persona va realizando en su camino. Las 5 fases del proceso son:

  1. Primera fase: YO IDEAL. Este paso hace referencia a la pregunta de ¿quién quiero ser? Cuanto más clara y poderosa sea la imagen de lo que uno quiere llegar a ser, más motivación y entusiasmo tendrá para desarrollar sus capacidades de liderazgo personal y/o profesional y hacer lo necesario para conseguirlo.
  2. Segunda fase: YO REAL. Aquí se debe dar respuesta a la pregunta ¿quién soy? ¿cuáles son mis fortalezas y debilidades? Aquí hay que hacer un gran trabajo de autoconocimiento para descubrir realmente cómo es uno, sus valores y creencias, cómo actúa, las fortalezas y las debilidades. El conocerse a uno mismo es un gran manera para saber dónde se está y a partir de ahí tomar las acciones necesarias para llegar hasta dónde se desea.
  3. Tercera fase: MI AGENDA DE APRENDIZAJE. En esta fase se debe hacer esfuerzos en contestar a la pregunta de ¿cómo puedo desarrollar mis fortalezas al tiempo que corregir mis debilidades? Significa que hay que tomar las acciones necesarias para potencias las fortalezas y reducir o eliminar las debilidades para poder conseguir llegar al estado ideal deseado.
  4. Cuarta fase: esta fase consiste en experimentar y practicar los nuevos cambios que se han propuesto en forma de nuevas conductas, comportamientos, pensamientos y sentimientos hasta conseguir que sean ya un hábito. Es ejercitar las nuevas habilidades del liderazgo.
  5. Quinta fase: es desarrollar relaciones de apoyo y confianza que posibiliten el cambio deseado. Aquí es necesario que uno se dé cuenta de la necesidad de los demás para poder identificar al yo ideal, al yo real, y a las propias fortalezas y debilidades. Las relaciones son importantísimas para poder hacer frente al cambio en el camino del liderazgo debido a que nos ofrecen gran cantidad de oportunidades para nuestro desarrollo y autodescubrimiento.

Proceso aprendizaje

 

Si te ha gustado, estaré muy agradecido si de das un me gusta, lo compartes o dejas un comentario. Muchas gracias.

Deja un comentario

Share This