La Nueva Receta Organizativa que se debe aplicar como Modelo Sostenible

La mayoría de directivos y de las organizaciones tienen en la cabeza algún tipo de ecuación que define lo que constituye una empresa con éxito. Algunos pueden guiarse por el credo de que la calidad consistente produce más clientes satisfechos y más ventas; algunas organizaciones prefieren recetas basadas en el supuesto de que, suponiendo que produzcan mejores productos, los clientes los comprarán, otras que pasan de la tendencia dela Dirección de la Calidad Total, prefieren adherirse a la ecuación de producir productos de la menor calidad posible con los menores costes posibles de producción al menor precio posible.

En los años de auge de mediados y finales de los 80, muchas empresas siguieron esta ecuación básica; en tiempos de abundancia, es bastante sencillo reemplazar con nuevos clientes a los clientes insatisfechos.

En general, las empresas suelen centrarse en una visión o en un aspecto concreto de la actividad de la empresa, y casi nunca se centran en las necesidades y en las aspiraciones de los clientes. De hecho, parece que algunas se basan en una falta de respeto esencial al cliente. El resultado final es que no se cubre la demanda potencial de los clientes. 

La Nueva Receta Organizativa debe enfocarse esencialmente en satisfacer a todos los Electorados Clave (stakeholders) de la organización, y éstos son los siguientes:

  • Clientes: Tradicionalmente se otorga primacía al Cliente por encima de todos los demás, pero existen otros electorados nucleares a los que hay que satisfacer y cuyas relaciones con los mismos deben cuidar las organizaciones.
  • Propietarios: Al aumentar la competencia empresarial, los accionistas, los propietarios de la empresa, vuelven a primera fila. Es importante que los propietarios estén satisfechos, pero no a cualquier precio. Hoy en día es necesario que los propietarios sean conscientes de la responsabilidad social de sus propiedades.
  • Sociedad: Otro electorado que está surgiendo está compuesto por los organismos legislativos y normativos, la globalización creciente y la formación de bloques comerciales cada vez mayores por todo el mundo han hecho necesarios mayores controles legislativos y reglamentaciones, en especial sobre el medioambiente y riesgos laborales. A esto le llamamos Condiciones Necesarias que hay que cumplir para toda actividad empresarial.
  • Proveedores: También están adquiriendo importancia en la nueva receta organizativa los proveedores;  las organizaciones están aprendiendo poco a poco que sólo una organización puede ser la que produce con el mínimo coste, todas las demás deberán competir sobre la base de un precio ligeramente superior, con un ingrediente adicional de diferenciación; en este caso, la mayoría de las organizaciones ya no podrán limitarse a elegir a los proveedores sobre la base de precio, los proveedores deben ser elegidos sobre la base de otros atributos tales como el plazo de entrega o la calidad. La selección y conservación de proveedores adecuados es actualmente una actividad clave para los directivos y para las organizaciones.
  • Empleados: Los empleados de una organización es el electorado menos valorado; a pesar de las exhortaciones de los autores y de los teóricos de la dirección de empresas, los empleados suelen quedar aislados del proceso de cambio. Mientras que los clientes, los propietarios, los legisladores y los proveedores están alejados de la organización, los empleados están en su corazón. Sus conocimientos y sus expectativas son cada vez mayores, pero siguen siendo infrautilizados en buena medida. En palabras de P. Sadler en su libro Managing Talent, “El éxito a largo plazo de la empresa en la tarea de atraer, conservar, desarrollar, motivar y utilizar a los mejores talentos en su terreno es, probablemente, el factor más importante que determinará su viabilidad comercial a largo plazo”.

Los cinco grupos de electorados influyen de manera importante en las probabilidades de éxito de una empresa. Es cierto que tradicionalmente, se ha considerado a los clientes como el centro de enfoque principal, ya que influyen directamente sobre el rendimiento financiero; pero los otros cuatro electorados también pueden ejercer, y de hecho están ejerciendo más que nunca, una influencia significativa sobre la rentabilidad de la empresa o sobre la capacidad de la organización para cumplir sus objetivos.

En definitiva, la Receta Organizativa para que una empresa tenga éxito, viene dada por la siguiente ecuación:

Si una organización o empresa deja de satisfacer a algunos de estos Electorados Clave, su destino final a medio plazo es la desaparición.