El Problema actual al que se enfrentan las organizaciones, empresas y personas

Eras hombreEstamos asistiendo a un gran cambio de paradigma en la humanidad, un cambio de era que está produciendo un gran dolor y un gran problema de adaptación en las organizaciones, empresas y en las personas.

Para situarnos vamos a hacer un rápido repaso por las distintas eras por las que hemos pasado. En la era del cazador-recolector cada día se sale con flechas, palos o piedras a conseguir comida para la familia. Esto es todo lo que el hombre hace para poder sobrevivir. Luego surge la era de la agricultura, el hombre aprende a utilizar la tierra y al final obtiene su cosecha que es unas cincuenta veces superior a la del cazador-recolector. Esto hace que desaparezcan casi la totalidad de los cazadores-recolectores.

Posteriormente pasamos a la era industrial. Se construyen fábricas y se especializa. La productividad es unas 50 veces superior a la de la era de la agricultura, y con el paso del tiempo los agricultores se reducen enormemente. Los agricultores que sobrevivieron y que sobreviven hoy en día, han adoptado el concepto de la era industrial para sus producciones.

Finalmente estamos en la era del conocimiento, lo que está conduciendo a un incremento de la productividad, por el gran valor que puede aportar el conocimiento y la información a las organizaciones y que, continuando con la misma progresión, podemos decir que puede llegar a ser unas 50 veces superior a la de la era industrial o incluso mucho mayor. Como dice S.R. Covey, los trabajadores del conocimiento son la conexión entre todas las otras inversiones de la organización y permiten poder utilizar estas inversiones de la mejor manera posible para lograr las metas de la organización.

Según la evolución que hemos visto, ¿a qué conduce la nueva era del conocimiento? Pues como en los anteriores cambios de era, va a conducir a una reducción drástica de los trabajadores de la era industrial. Se está viendo ya con los elevados porcentajes de subcontratación y desempleo, aunque todavía se crea que todo sigue igual y que es consecuencia de las políticas de los gobiernos y los acuerdos comerciales.

El problema actual es que estamos dirigiendo nuestras organizaciones siguiendo el modelo de la era industrial, que entorpece e impide la completa liberación del potencial humano. Pero lo peor de todo es que, esta mentalidad de control de la era industrial, ha impregnado a todo lo que nos rodea, a nuestras relaciones, incluso con la forma de motivar y controlar a nuestros hijos. Terrible.

Como todavía tenemos la mentalidad de la era industrial, se toma a la persona como un gasto que hay que evitar y a las máquinas como una inversión, un activo. La persona tiene el mismo trato que una cosa, y cuando ocurre esto, se limita todo su potencial, y las decisiones al final las toman sólo los que tienen la autoridad. Esto tiene que cambiar, se debe intentar sacar todo el potencial y desarrollo de la persona para avanzar.

Es hora de cambiar de mentalidad para desarrollar al máximo todo el potencial humano. Estamos en un momento crucial de cambio de era y necesitamos hacerle frente a y adaptarse para poder seguir evolucionando correctamente. Si no avanzamos continuaremos con un gran sufrimiento y dolor. Ya lo decía P. Drucker, el gran gurú del management: “Por primera vez, hay muchas personas que pueden elegir y su número crece con rapidez. Por primera vez tendrán que gestionarse a sí mismas. Y la sociedad no está preparada para ello”.

¿Las Escuelas de Negocios en Crisis?

Escribo este artículo debido a un dato muy curioso que he visto en un periódico financiero y que me ha sorprendido bastante. El dato es el de que España es el único país que tiene dos Escuelas de Negocios entre las 10 mejores del mundo, según el ranking de Executive Education que ha publicado el diario Financial Times. Según este dato, ¿cómo es posible esto? ¿Cómo es posible que en España estemos en la situación actual y sin embargo tengamos dos grandes escuelas de negocios? ¿No hay ningún gran gestor salido de alguna de estas escuelas que se haya quedado en España para ponerle orden? ¿Lo que se enseña en estas escuelas no vale para España? ¿Lo que ocurre en España necesita de enseñanzas o cursos especiales?

Continuando con el tema, últimamente se habla mucho del grado de culpabilidad que han tenido las Escuelas de Negocios en la crisis actual. Las enseñanzas aprendidas por la mayoría de dirigentes y gestores de las grandes empresas, de los organismos internacionales y de los gobiernos, provienen de estas escuelas, y como estamos viendo y sufriendo, nos han conducido a la situación actual de crisis financiera, deterioro medioambiental, y consumo desmesurado de los recursos naturales.

Hasta ahora, las Escuelas de Negocios enseñaban con la máxima de obtener resultados lo más rápidamente posible (cortoplacistas), a cualquier precio, por lo tanto se estaban enfocando en el hoy sin pensar qué podía ocurrir en el futuro (pan para hoy y hambre para mañana), y lo que tenia que pasar ha pasado, y es el colapso del actual sistema, donde todo valía a costa de obtener unos buenos resultados. No han sabido enseñar que no vale todo para conseguir unos resultados. Incluso las propias Escuelas seguían la misma ley, enseñar a obtener buenos resultados a cualquier precio, sin importar la sostenibilidad del sistema en un futuro próximo y se han visto también sorprendidas por lo que está ocurriendo. Precisamente uno de los profesores de MBA en Harvard, Rakesh Khurana, no ha escatimado críticas a las escuelas americanas, a las que acusa de haber desvirtuado sus objetivos para convertirse en una industria que se retroalimenta, “únicamente preocupada por los ‘rankings’ o los sueldos que cobran sus alumnos nada más salir al mercado laboral”.

Debido a lo que ha ocurrido, podemos deducir que esas mismas enseñanzas ya no valen, o por lo menos no se deben enseñar de la misma manera, hay que dar un giro. Las Escuelas de Negocios actuales deben reinventarse para la situación actual donde prevalezcan unas nuevas máximas de ética y responsabilidad social ante todos los interesados, y no solo centrarse en los accionistas, para que el sistema sea viable y sostenible tanto en el presente como en el futuro. 

¡Lanzamiento Escuela OnLine!

Me es grato comunicar el lanzamiento de la ESCUELA ONLINE con la presentación del primer video titulado «¿Qué es un Proceso.

 

Esta Escuela Online se ha creado con el objetivo fundamental de acercar, a todos, muchos de los conceptos y herramientas que existen para la mejora, optimización y modernización de las organizaciones y que hasta ahora sólo eran accesibles para las grandes empresas por los altos costos que suponia la contratación de consultoras. Los conceptos e ideas a estudiar se expondrán en videos, para que todos puedan ver, estudiar, analizar y repetir cuantas veces se desee hasta tener una idea clara del concepto que se está estudiando. Todos los conocimientos que se desarrollarán en los videos han sido fruto de la experiencia acumulada en el trabajo realizado en la empresa y de muchos años de lectura, análisis y estudio. 

¡Aproveche todo el conocimiento que existe en su organización, no estamos para desperdiciarlo!

Hoy en día, las empresas y organizaciones están sometidas a constantes cambios en el entorno, por lo que se necesita que sean ágiles, flexibles y sobre todo que tengan una innovación continua. Para hacer frente a esta innovación es necesario un máximo aprovechamiento de todo el conocimiento que reside en su organización.

Supongo que ya sabrá que en su organización hay mucho conocimiento, por lo tanto, en estos tiempos que corren, no lo desperdicie, debe utilizarlo al máximo (no suele utilizarse más allá del 10%), ¡cuídelo! ¡Permita que fluya por todos los rincones! ¡Cuide a las personas, porque en ellas reside el conocimiento! Si quiere que su organización avance, permita que las personas que forman parte de ella crezcan y avancen, fórmelos continuamente. Cree una organización moderna, dinámica, y que aprende continuamente.

En mi experiencia en la empresa, he visto que, en muchas ocasiones se hacen cursos contratando a gente del exterior, cuando dentro de la propia empresa hay personas que tienen un conocimiento elevadísimo de lo que se va a enseñar y que perfectamente pueden compartirlo con el resto de compañeros. Aprovéchelo, puede ser motivador tanto para el que imparte la formación como para el que lo recibe.

Para formar a las personas de la organización, no hace falta que sean siempre grandes cursos de formación en el exterior, o cursos impartidos en la organización por profesionales del exterior. ¡Aproveche ya el conocimiento interno, no espere más!, le aseguro que dentro de su organización hay mucho para formar a su propia gente, no lo desperdicie más. Para ello, lo que puede hacer es poner en marcha lo que yo llamo “La Universidad Interna”, lo cual consiste en realizar cursos de formación de las distintas áreas, por personas de la propia organización, para que transmitan su conocimiento al resto de las personas que puedan estar interesadas o que necesiten esa formación para poder realizar sus tareas. Esto también puede servir para motivar, animar y dar dinamismo a su gente y por supuesto a la organización. Entrecruce formación de unas partes de la organización con otras, todos deberían conocer lo que se cuece en cualquier parte, nunca se sabe de dónde puede partir la idea de la siguiente innovación. ¡No estamos para desperdiciar nada, pero nada de todo el conocimiento que existe en una organización!